4 ideas falsas que la gente tiene sobre la vida freelance

Posted on - Last Modified on

Trabajar como freelance desde la insuperable y deseable comodidad del salón de tu casa, en pantuflas y pijama; a tu ritmo y a la hora que creas conveniente y, por si fuera poco, en el área laboral de tu preferencia. Eso no es así más que un sueño personal, es todo un reto profesional. De esos que solo se presentan una vez en la vida y que no se puede ni se debe desaprovechar. [Tweet "O piensan que ser #freelance es una maravilla o una auténtica pesadilla. Ninguno tiene razón"] En tal sentido, es necesario aclarar que ser un profesional freelance no debe ser considerado como una moda pasajera de carácter tecnológico o un simple hecho circunstancial. Ser un profesional freelance es un trabajo como cualquier otro, con la ventaja añadida de que quien lo desempeña - desde cierto punto de vista- es su propio jefe. Es decir, ser un profesional freelance es: ser un profesional cien por ciento autónomo e independiente. Sin embargo, decidir asumir el reto de ser un profesional freelance motivado por las ventajas y beneficios asociadas a tal condición pudiera significar: el principio del fin de dicha aventura laboral.

4 malentendidos comunes sobre los freelance

Desconocer o ignorar el nivel de compromiso, responsabilidad y dedicación que se merece tal condición laboral, es un error muy común en las personas que desean hacer de esto una forma de vida.  [Tweet "Si quieres ser freelance para trabajar en Pijama, estás perdido"] Por lo tanto, perderse en el camino o simplemente desistir y buscarse la vida en otro lugar, más que una opción, es el resultado final de una serie de desacertadas decisiones, todas ellas relacionadas en mayor o menor medida, con la falta de un claro concepto de “ética profesional” por parte de aquellas personas que pretendan ejercer alguna labor bajo la modalidad freelance.

Ser freelance no es igual a la anarquía laboral

coderPretender hacer lo que quieras, cuando quieras y como quieras, a tu libre antojo y albedrio, sin el más mínimo consentimiento o aprobación por parte del empleador o promotor del proyecto freelance que se está ejecutando, básicamente es tergiversar la razón de ser, concepto y propósito de la condición freelance. Evitar caer en esa oscura y nefasta tentación es probablemente la regla número uno a seguir por todo aquel que aspire ser un profesional freelance exitoso. De no ser así, no tendría sentido alguno intentar ser un profesional freelance, ni mucho menos.

Para triunfar en este mundo hay que trabajar mucho

Por lo tanto, el éxito del profesional freelance estará condicionado a una serie de características distintivas como: Honestidad, originalidad, puntualidad, acatamiento a normas e instrucciones, capacidad de trabajar en equipo, deseo de superación, raciocinio, sinceridad, sentido común, entre otras.

La ética es imprescindible para un freelance

Definir y acatar un código de ética profesional, basado en todas las características antes señaladas, más que una obligación debería ser una norma de uso general, sin distinción entre lo profesional y lo personal. Los beneficios de tal acción simplemente serán invaluables y duraderos, tanto para el profesional freelance en sí, como para el gremio en forma general.

El cliente no siempre tiene la razón pero hay que cuidarlo

congratsA partir de entonces, la garantía del éxito estará enmarcado en cualquier proyecto que el profesional freelance asuma. Así mismo, el empleador o promotor del proyecto freelance lo agradecerá de forma sincera. Sencillamente todos contentos y satisfechos por la labor realizada y por el resultado obtenido. Empleofreelancedecalidad-banner

Subscribe Now For Weekly Updates

Stay up to date with the best articles on the Freelancer Community. Subscribe now for the best Design, Development, and Freelancing content each week.

Next Article

Presentación Zen: ideas sencillas para el diseño de presentaciones