Portfolio online: crearlo y mantenerlo

Posted on - Last Modified on

No empezaré diciendo que tener un currículum actualizado es importante, porque eso lo sabemos todos. Tampoco empezaré diciendo que, si eres diseñador o creativo en general, tener un portfolio es imprescindible, porque confío ciegamente en que ya lo sabes. Tu portfolio es como tu DNI de diseñador, tu identidad corporativa, por hacer una analogía del mundo del diseño: es donde dejas claro tu sello y estilo personales, donde demuestras tu valía. ¿Eres diseñador y no tienes portfolio? Ya estás corriendo a prepararlo.

¿Por qué tener un portfolio?

Puedes ser muy bueno y que sólo tu madre lo sepa. Crearte un portfolio online es la forma de evitar que esto sea así. Es tu arma, es lo que te permitirá mostrar tus trabajos al cliente para poder conseguir nuevos proyectos. Incluso es posible que, si sabes venderte, puedas conseguir clientes simplemente con tu portfolio, si eres capaz de promocionarte correctamente. Si vas a tener una entrevista con una agencia o con un estudio de diseño, los vas a dejar con la boca abierta si te presentas con una carpeta original, repleta de maravillosos trabajos (reales y/o ficticios), ordenada y personal. En este caso, estoy hablando de un portfolio offline. Pero...

¿Por qué hacer tu portfolio online?

Porque pretendes trabajar freelance. ¿No es así? No te sirve de nada tener un portfolio físico precioso si aspiras a que te contraten desde 6.000 km de distancia. Te recomiendo que hagas un portfolio físico, offline, si vas a buscar trabajo en una agencia en tu ciudad; te recomiendo que te hagas un portfolio online seas freelance o no; pero sobre todo si eres freelance. Ésta será la forma de que tu cliente potencial cate tu forma de trabajar antes de contratarte, y no sólo eso, sino que probablemente sea lo que le ayude a decidir si te contrata o no. Por tanto, tienes que crear un portfolio espectacular, a la par que eficaz. Esto requiere que hagas un plan previo y que sigas un cierto método para conseguir el éxito y el efecto que esperas, que es que te contraten tanto que no tengas tiempo para salir a correr.

Haz un plan y dedícale tiempo

Piensa en esto como en una campaña de branding sobre ti mismo: haz una lluvia de ideas para descubrir cómo quieres que sea tu portfolio. Estrújate el cerebro para descubrir en qué eres bueno, cuál es tu punto fuerte, cuál es la locura que te define... lo que sea. ¡Un poco de introspección siempre va bien! Yo, haciendo esto, entendí por qué llevo siempre calcetines distintos: porque me salgo de la línea recta; y eso es lo que me define. En fin, date unos días, no pretendas hacerlo deprisa y corriendo. Quizá te sirva hacer un cuadro con síes y noes. Es posible que acabes teniendo la sensación de estar trabajando gratis; eso es que vas en buen camino. ¡Piensa que estás trabajando para ti mismo!

¿Quién va a hacer el diseño?

He dado por supuesto que eres diseñador; si es el caso, es bastante obvio que el portfolio online vas a hacerlo tú. Si no lo eres... tranquilo, tienes opciones. Puedes pedirle a un amigo que te ayude, descargar alguna plantilla gratuita, usar un CMS como Wordpress o páginas web como Behance o Cargo Collective.

¿Qué tienes que mostrar en tu portfolio?

Calidad. Por encima de todo. No vale que incluyas todos los trabajos de tu vida, incluso aquel magnífico dibujo que le hiciste a la niña que te gustaba a los seis años. Tienes que realizar un proceso de selección, aunque llores por dejar fuera algunos de tus trabajos más queridos: si no son buenísimos, no los incluyas. Tómatelo en serio. Que estés orgulloso de algo no significa que sea bueno: puedes pedir segundas y terceras opiniones a colegas (mamá no vale). Créeme, tu portfolio online te lo agradecería si hablase. Variedad. Muchas piezas parecidas no te aportará demasiado, aunque creas que es muestra de tu estilo. Se trata de que el cliente entienda que eres versátil y que puedes trabajar en varios ámbitos. Añade una explicación de cada uno de tus trabajos. Sé que para ti son clarísimos, pero quizá para el cliente, no. Leer un poquito sobre cada trabajo no le hará ningún daño. Un portfolio online no tiene por qué ser sólo imagen. Demuestra que eres único: enséñale al cliente lo que te diferencia del resto. Intenta salirte de lo establecido, no hagas lo que hace todo el mundo, porque no destacarás. Y no queremos que seas uno más, ¿verdad?

ACTUALÍZALO, ACTUALÍZALO, ACTUALÍZALO

Es lo más importante. De nada sirve que tengas un portfolio online si sólo se muestran tus primeros proyectos. Parte de la clave del éxito de tu portfolio es que te lo tomes casi como un diario personal-laboral. Márcate una fecha una vez al mes para revisar tus proyectos nuevos y, si están dentro de los estándares de calidad, inclúyelos. Te dejo unos cuantos ejemplos de portfolio online maravillosos e inspiradores. El de Jason Murphy, el de Adham Dannaway, el de Mathias Takacs... Y mi preferido: el de Sam Clarke.

Si consigues llevar a cabo tu portfolio online o ya lo hiciste y conseguiste muchos clientes, eso significa que eres todo un profesional del diseño. Y que deberías formar parte del grupo donde están los mejores profesionales del diseño de Nubelo.

Subscribe Now For Weekly Updates

Stay up to date with the best articles on the Freelancer Community. Subscribe now for the best Design, Development, and Freelancing content each week.

Next Article

Cómo elegir las imágenes para mis post